Lo que debemos saber acerca de los días fértiles

Aprender sobre la fertilidad no solo nos ayuda a evitar un embarazo cuando no estamos listos, sino que también nos capacita para entender cuando hay problemas y debemos buscar ayuda. En este blog comparto lo que debes saber acerca de los días fértiles.

¿Cuáles son los días fértiles? 

Normalmente, el cuerpo de la mujer libera un óvulo todos los meses que se desvanece en tan solo 24 horas.  Los espermatozoides en cambio pueden permanecer activos en el cuerpo de la mujer por 5 días cuando las condiciones son favorables.  Esto nos deja una ventana de 6 días donde es más probable lograr un embarazo - los cinco días antes de la ovulación y las 24 horas después de ella.  A estos 6 días les llamamos los días fértiles, aunque es importante saber que el día antes de la ovulación y el día en que ovulamos son los 2 días de máxima fertilidad.

"Esto nos deja una ventana de 6 días donde es más probable lograr un embarazo - los cinco días antes de la ovulación y las 24 horas después de ella."


¿Cómo identifico los días fértiles? 

Nuestro cuerpo nos envía señales para dejarnos saber cuando se acerca nuestro día de ovulación y cuando se ha liberado el óvulo.  Aprender a monitorear las señales de nuestro cuerpo es la clave para identificar los días fértiles. Aquí les comparto los métodos tradicionales para monitorear el ciclo menstrual.

1. Usa un calendario 

Llevar un calendario o usar una aplicación te ayuda a predecir con mayor certeza cuando ocurre la ovulación.  Es importante anotar todo los meses el primer día de la menstruación (día 1 del ciclo) y el día en que culmina. Aunque no lo creas llevar un record de estos dos datos por varios meses te puede dar mucha información sobre tu ciclo menstrual.  Puedes saber cuantos días dura tu ciclo, si tu ciclo es regular o no, tu ventana fértil y cuando esperar la próxima menstruación. Comunmente se dice que la ovulación ocurre justo a la mitad del ciclo. Por ejemplo, si tu ciclo dura 28 días, la ovulación ocurrirá en el día 14. Si tomamos en cuenta que la ventana de fertilidad comienza 5 días antes de la ovulación (día 9 del ciclo) y culmina el día después (día 15 del ciclo), tener intimidad durante estos días aumentará la probabilidad de un embarazo. Realmente, solo 1/3 de las mujeres ovulán justo a la mitad del ciclo.  Un estudio realizado en la Universidad de Georgetown encontró que la mujeres con ciclos entre 26 y 32 días estarán fértiles en algún momento entre los días 8 y 19.  Con una ventana de días tan amplia como la que sugieren lo más confiable es añadirle al calendario nuestras observaciones de la temperatura basal y cambios en la cérvix.

2. Toma tu temperatura basal a diario  

La temperatura basal es aquella que se toma cuando el cuerpo está en reposo. El mejor momento para tomarla es tan pronto despiertas. Mantén un termómetro cerca de tu cama y antes de levantarte toma la temperatura y anótala en tu calendario todos los días. El día de la ovulación verás un aumento en la temperatura basal de 0.5 a 1 grados Fahrenheit. Podrás confirmar que la ovulación ocurrió ese día porque el aumento en temperatura se mantendrá constante por al menos 3 días.

"El día de la ovulación verás un aumento en la temperatura basal de 0.5 a 1 grados Fahrenheit. Podrás confirmar que la ovulación ocurrió ese día porque el aumento en temperatura se mantendrá constante por al menos 3 días."


3. Observa a menudo los cambios en el moco cervical 

Se han hecho investigaciones que indican que este método te permite predecir la ovulación con mayor efectividad.  Esto es porque el moco cervical cambia en las diferentes etapas del ciclo menstrual.  Para identificar estos cambios verifica a menudo la cantidad y apariencia de la mucosa en la abertura de la vagina. Puedes limpiar la abertura de la vagina con papel higiénico para ver el color y la textura. A continuación encontrarás los cambio que observarás.

    • Seco - La vagina se siente seca por algunos días después de la menstruación y cuando culminan los días fértiles.
    • Pegajoso - El moco cervical se vuelve pegajoso y de un color amarillento cuando comienza la preparación para la ovulación.
    • Abundante y escurridizo - La cantidad de moco cervical aumenta y tiene la apariencia y el color de clara de huevo crudo. También es elástico y claro. Esto ocurre justo antes de la ovulación y el último día en que se presenta este tipo de fluido se considera el más fértil.
    • Espeso y cremoso - Cuando termina la ovulación el moco cervical se vuelve espeso y no tan elástico.  Luego puede volverse seco nuevamente.
Para obtener buena información y buenos resultados utilizando este método tradicional debes ser consistente y disciplinada.  Si todo esto te parece muy complicado hay alternativas más sencillas para monitorear tus días fértiles.  Te invito a que leas mi blog sobre los métodos alternativos para monitorear la fertilidad.

Valerie

Valerie Maymi es científica y creadora del blog Fertilidad 101.

Dejar comentario

%d bloggers like this: